Remedio casero para las cutículas resecas

Las manos, tan importantes como son, resultan siempre las más olvidadas. ¡Y ni qué decir de las cutículas! Si no están saludables, pueden traerte problemas serios (como infecciones) y por supuesto, afear la apariencia de tus uñas. Por suerte, "resucitar" las cutículas con ingredientes caseros es más fácil que adivinarle la edad a Ninel Conde. ¡Te sorprenderán los resultados!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Agua de rosas hecha en casa para que tengas una piel impecable

No sé tú pero a mí me encanta el frio. Sin embargo, con la temporada invernal en plena esquina, no dejo de pensar en mis pobres manos. Se me resecan tanto que las cutículas comienzan a quebrarse y claro, el dolor es terrible. Más que una cuestión de vanidad –el esmalte de uñas luce horroroso en manos secas—siento que necesito cuidarlas el triple durante el invierno.

Revivirlas y suavizarlas es pan comido, sólo si tienes la paciencia y la constancia. Cuando era pequeña no entendía porqué humectar las cutículas era tan esencial y ahora, ya vieja y todo, comprendí que a través de ellas puedes agarrar infecciones y deteriorar tu salud con el paso del tiempo. Increíble, ¿verdad? Te voy a enseñar un remedio casero que aprendí de mi mamá hace muchos, muchos años. ¡Verás que funciona de maravilla!

Remedio natural para las cutículas resecas

Ingredientes:

-1 cucharada de aceite de coco frio

-1 cucharada de manteca de cacao (100% natural, no procesada)

-10 gotas de aceite de almendras

-10 gotas de aceite de ajo

Procedimiento:

-Para hacer el aceite de ajo, sumerge varios ajos pelados en una botella de aceite de oliva (o cualquier otro aceite que tengas en casa) y déjalo reposando en un lugar oscuro por al menos cuatro días.

-Ahora, mezcla todos los ingredientes en un procesador hasta obtener una pasta homogénea. Tómalo como una mezcla base: si tus uñas están amarillas, agrégale limón. Si se te rompen fácilmente, ponle más ajo (u omítelo si crees que no lo necesitas).

-Cuando tengas todo listo, lávate las manos y seca muy, muy bien. Antes de acostarte, unta un poquito de la mezcla alrededor de tus cutículas y masajea hasta que se absorba. Enjuaga a la mañana siguiente.

-Repite el proceso cada noche. Aunque si eres como yo, vas a querer hacerlo dos veces al día ¡y hasta usar guantes para dormir! Te aseguro que vas a notar los cambios de inmediato.

Imagen vía Corbis Images

Topics: cutículas  remedios naturales  remedios caseros