Por algo que todas quisiéramos hacernos, a esta mujer le explotó la panza en un avión

Espero amiga que estés sentada para que no te caigas cuando te cuente esta historia. Se trata de uno de esos casos en los que la realidad supera la ficción. A Patricia Jackson, una mujer de 68 le explotó la panza en un vuelo comercial. Como lo oyes, a la altura del ombligo, esta pobre mujer comenzó a supurar un líquido fétido y jamás me creerás que ocasionó este terrible accidente.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Despertó enloquecida de una cirugía plástica y se lanzó al vacío

Jackson se sometió a una dieta para perder peso. Después de lograr su cometido, decidió hacerse una cirugía plástica del abdomen (abdominoplastía) para que le quitaran el exceso de piel y grasa y además le recogieran y apretaran los músculos abdominales.

Aunque nunca había escuchado algo así, a esta pobre mujer la dejaron sin ombligo (pensé que en estos casos, se cortaba y estiraba la piel y el cirujano "fabricaba" un nuevo ombligo). Pero el caso es que a Jackson la dejaron sin nada.

Todo pareció funcionar, hasta que un año después de la cirugía fue a controlarse con su médico y tuvo que ser hospitalizada porque al doctor no le gustaron una cicatrices que no lucían bien. Descubrieron que Jackson tenía una infección, fue tratada con antibióticos y dada de alta.

Pero cual no sería su sorpresa cuando regresando de unas vacaciones desde Portugal, en pleno vuelo hacia Londres, la panza le explotó a esta mujer. Literalmente. Justo donde Jackson debió tener el ombligo, empezó a brotar un fluido maloliente ¡QUÉ HORROR!

Al llegar a su destino, Jackson fue hospitalizada nuevamente. Tenía una infección. Cuando la abrieron para operarla, los doctores encontraron el viejo ombligo de la mujer dentro de su abdomen y ahora dicen que eso fue lo que ocasionó la severa infección. Qué cosa tan rara. Mira que tener eso adentro por más de un año.

En todo caso, a Jackson la volvieron a operar, le reconstruyeron el ombligo  y además le dieron una compensación de 36 mil dólares, que como ella mismo dijo, no le caen mal a nadie. Y ahora sí se le acabaron los males.

Imagen via Corbis Images

Topics: cosmetic surgery  health  safety  cirugía plástica  abdominoplastía  ombligo  infección