Todo lo que debes saber para humectar tu tipo de piel

Cuando se trata de buscar consejos para el cuidado de la piel en Internet, podemos toparnos con una tarea delicada y confusa. Principalmente porque cada quien tiene una teoría de cómo deberías tratarla y qué es mejor para ti.

Lo que pocas veces encontramos es información sobre qué productos son mejores para nuestro tipo de piel y cómo debemos aplicarlos.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Belleza casera: Tratamiento con HIELO para eliminar las horribles arrugas

Si lo que más te preocupa en este invierno es saber cómo mantener tu piel hidratada, aquí te dejo 3 consejos básicos que debes pensar antes de comprar cualquier producto y desperdiciar tu dinero en algo que no te ayude, y por el contrario, perjudique tu piel:

1. Usa un humectante hecho para tu tipo de piel. Todas creemos que tenemos piel sensible. No es verdad. La mejor forma de saber qué tipo de piel tienes es por medio de analizar tu rostro al final del día frente a un espejo. ¿Tu zona T está seca o grasosa?, ¿tu piel luce normal?

Si tienes la piel grasa, usar crema puede resultar contra producente, es mejor usar una loción humectante. Encuentra una que contenga ingredientes como una combinación de glicólico láctico o ácido ácido salicílico (lactic glycolic o salicylic acids).

Si tienes el cutis seco, es mejor usar una crema, basada en aceite.

Si tienes piel mixta, se recomienda usar una loción sin ácidos, como la de las marcas Aveeno, Cerave, Cetaphil, Neutrogena o Lubriderm.

Si crees que la tienes normal, sólo ponte una delgada capa de ungüento como la de Aquaphor.

2. Analiza el clima de tu ciudad. El clima tiene una influencia enorme en los cambios de tu piel. Si vives en una ciudad muy fría, es mejor buscar un tipo de ungüento o pomada para proteger tu piel. No se aconseja exfoliar la piel en estas condiciones.

Si vives en un lugar más húmedo, se recomienda cambiar la crema por un gel que no te haga lucir más grasosa si estás sudando.

Si vives en un lugar terriblemente seco, es mejor usar cremas y tener un humidificador en tu cuarto para que en las noches tu cutis retenga un pocomás la humectación.

3. No te dejes llevar por la mercadotecnia. Siempre pasa que entramos a una tienda y nos enamoramos de una crema que se ve preciosa, huele rico y se ve bonita. No te dejes llevar por la imagen porque puedes terminar con granitos por todo tu rostro. Prueba siempre los productos nuevos en tu mano y espera 10 días para ver si no te sale una reacción alérgica. Recuerda que no todo lo que dice "hipoalergénico" lo es. 

Imagen vía Corbis

Topics: piel  cutis  cuidado  crema  humectar