5 Consejos para hidratar manos y pies en otoño

Con los bruscos cambios de temperatura que trae consigo el final del verano y la llegada del otoño, mis manos y pies suelen ser los que más resienten el cruel maltrato del viento frío.

En mi caso tengo que estar poniéndome toneladas crema y crema para no sentirme como momia encartonada cuando escribo. Pero encontré 5 tips para que mis manos y pies sigan hidratados a pesar del clima…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Belleza natural: Mascarilla de sábila ¡Para eliminar las arrugas del cuello!

1. Jabón de crema o aceite: Si estás usando jabones neutros sin ningún tipo de humectante, esto puede resecar tus manos más rápido de lo que crees. Mejor usa jabones  a base de aceites, leche o crema para aumentar la hidratación.

2. Crema: Más que obvio. Aplícala cada vez que puedas y hazlo de preferencia después de lavarte las manos o pies cuando aún estén húmedos, de esta forma absorberán mejor la crema y se mantendrán por más tiempo hidratados. Si en la mañana no te da tiempo de hacerlo en los pies, hazlo antes de dormirte.

3. Agua tibia: El agua muy caliente o el agua muy fría puede resecar tu piel. Si estás lavando continuamente tus manos mejor hazlo con agua tibia para evitar un cambio brusco en su temperatura.

4. Aceite de almendras: Cuando cambiamos de temporada no sólo tus manos pueden sufrir con el viento congelado, sino que tus uñas comienzan a quebrarse y los pellejitos de la piel alrededor de la cutícula salen por todos lados. Carga un frasquito de aceite de almendras en todo momento y aplícalo en tus uñas cada que puedas para mantenerlas bonitas y sin pellejos.

5. Guantes: Si te toca lavar platos en otoño e invierno hazlo siempre con guantes. Estar en contacto por mucho tiempo con el agua y el jabón de lavar trastos puede resecar increíblemente tu piel. Procura también salir con guantes a la calle si ya hace frío para protegerlas.

Imagen vía Thinkstock

Topics: manos  pies  hidratacion  resecas