Belleza natural: Usos sorprendentes de la papa para tener una piel radiante

La papa es de aquellos alimentos que siempre tienes en casa y que cuando no los consumes se echan a perder. En su lugar, puedes darle algunos usos para verte bella y lucir una piel espectacular, especialmente, ahora que estamos a puertas del otoño y el sol pudo haber dejado una que otra huella en tu piel. Descubre los sorprendentes usos de la papa

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Brasil inspira con su colorido una nueva colección de ropa

Si tomaste mucho sol y te salieron manchas en el rostro puedes hacer una mascarilla de papa con leche que además de suavizarte el cutis, te ayudará a desparecer las manchas.  Toma una papa cruda, pélala y luego la rayas completamente. Luego añade 250 ml de leche y mezcla hasta formar una pasta. Aplícala en el rostro y déjala actuar durante media hora y enjuaga con agua tibia.

Para eliminar la caspa debes hervir 375 gramos de papas por 15 minutos en un litro y medio de agua. Luego la cuelas, la enfrías y  la mezclas con 15 gotas de yodo y el jugo de dos limones. Envasa la mezcla en una botella que vas a utilizar como enjuague después de lavarte la cabeza. Realiza masajes suavemente durante unos minutos y enjuaga de nuevo.

Las papas son ideales para combatir las bolsas debajo de los ojos. Puedes pelar y cortar la papa en rodajas la noche anterior y ponerlas en la nevera para que se enfríen. Al día siguiente, te las pones sobre los ojos y verás como desaparece la hinchazón.

También puedes preparar una mascarilla para acabar con la resequedad de tus manos y pies. Limpia las papas con un cepillo para retirarle todas las impurezas. Luego hiérvelas con la cáscara hasta que ablanden y luego si las pelas. Agrega leche y azúcar hasta formar un puré, aplícatela en manos y pies, luego cúbrete con un guante o plástico durante 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y notarás la diferencia en la piel. 

Para acabar con las arrugas, raya una papa cruda y luego agrégale te de manzanilla. Prepara una mezcla hasta que quede cremosa y aplícatela en el rostro y el cuello, dos veces a la semana. 

Cuando la piel es grasosa, toma una papa hervida y agrégale miga de pan mojado,  unas gotas de limón y dos cucharadas soperas de leche. Aplícala y déjala actuar por 20 minutos.

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: arrugas  consejos belleza  cuidado de la piel