5 Secretos del aloe vera para ponerle fin a los problemas de tu piel

Hace más de 6,000 años, los egipcios llamaron a la aloe vera (sábila) la planta de la inmortalidad. Los griegos la usaban para curar todo tipo de problemas. Los indígenas norteamericanos la llamaban la barita mágica del cielo.

Esta planta maravillosa tiene muchísimos usos tanto como para la salud, como para la belleza, especialmente cuando estamos hablando de nuestra piel. Todos los hogares deberían tener, al menos, una de estas plantas. No requieren mucho cuidado. Sólo un poco de luz y agua una vez a la semana. Las mejores para remedios caseros son las que tienen un mínimo de tres años.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?:  Belleza natural: 5 productos de belleza que puedes hacer en casa

1. Ayuda a calmar quemadas leves, quemaduras por exceso de sol, y picaduras de insectos, incluyendo las de avispas y abejas. El gel de la planta hidrata la piel con facilidad y alivia los dolores causados por veneno y resequedad excesiva.

2. Alivia las ampollas en los pies. Los cristales de la sábila tienen un efecto analgésico sobre las áreas maltratadas de la piel. Te puedes colocar el gel en las zonas afectadas. Es importante, sin embargo, que si lo usas directamente de la planta, te aseguras de que no tienes cortadas.

3. Le devuelve el aspecto saludable a tus uñas. No entiendo bien cómo funciona porque las uñas son tejidos muertos, pero la aloe es tan poderosa, que le devuelve la vitalidad a las uñas débiles y el aspecto sano a las que están dañadas por abusos.

4. Acelera la desaparición de los moretones. Se ha comprobado que untar el gel de la aloe vera sobre morados en la piel ayuda a la circulación, y por eso deshacen los golpes en la piel.

5. Suaviza la irritación de la depilación en áreas delicadas, especialmente en la zona del bikini. Sea el que sea el método que prefieras para eliminar el vello, el proceso muchas veces produce irritación. El gel de aloe vera se siente como un bálsamo.

Imagen vía Thinkstock

Topics: aloe vera  piel  remedios caseros