Belleza natural: Suaviza tu piel con este jabón de miel ¡hecho en casa!

Hace unos días, tuve la oportunidad de probar los beneficios de un jabón natural hecho con miel y la verdad es que el resultado me fascinó, pues, inmediatamente después de que me lo apliqué. Mi piel comenzó a sentirse mucho más suave e hidratada ¡Y cómo no! Si la miel se utiliza desde épocas milenarias como tratamiento de belleza, para darle luminosidad a la piel, restaurar y limpiar el cutis, combatir el acné, atenuar las arrugas y hasta para sanar las heridas, como señala el sitio Cuidado delaSalud.com.

Advertisement

Son tantos los beneficios que este ingrediente le brinda a la piel, que decidí investigar cómo hacer un jabón de miel, para que nunca me falte este producto en casa. Así es que, esta fue la receta más práctica y sencilla que encontré en el blog "Dulce y Salado". Espero que te sirva.

Ingredientes:

156 gr. de infusión de miel

67 gr. de sosa

500 gr. de aceite de oliva extra virgen

45 gr. de miel de muy buena calidad

8 gr. de cera de abeja

3 gr. de aceite esencial de romero

Preparación:

Pon a hervir un poco de agua, con una cucharada grande de miel. Luego agrega la sosa y mézclala con el agua, con cuidado de que no salpique, pues este tipo de quemaduras son muy peligrosas y luego deja enfriar.

Por otro lado, pon a calentar el aceite de oliva con la cera de abeja, mezcla muy bien y deja enfriar a una temperatura ambiente. Cuando la mezcla de sosa esté fría, echa la solución a la mezcla del aceite y la cera de abeja y bate todo con una batidora a una velocidad baja, hasta que consigas una textura que simule la de la mayonesa.

Finalmente, agrega los 45 gr. de miel y la esencia de romero, revolviendo con una cuchara hasta que todo quede muy bien integrado. Posteriormente, vacía la mezcla en un molde y espera de 14 a 48 horas hasta que el jabón se endurezca y pueda ser cortado.

Por último, córtalo en trozos iguales y déjalo secando por un mes, en un lugar seco y ventilado ¡Y eso es todo! Verás cómo de inmediato comenzarás a ver resultados.

En caso de que no tengas tiempo de hacer este jabón, también puedes lavarte la piel con ½ cucharadita de miel y tendrás los mismos resultados. Sólo humedece tu rostro  y coloca la miel en tus manos, dando un leve masaje y luego enjuaga, como recomienda el blog Siempre Natural ¡Ahora sí a disfrutar de las bondades de la miel!

Imagen vía Thinkstock

Topics: jabon natural  jabon piel  beneficios de la miel