Vas a quedar más arrugada que una pasa por algo que usas siempre

Recuerdo que cuando salieron al mercado las lociones bronceadoras le dije a mi mamá: "vamos a untarnos de arriba abajo antes de que digan que esto da cáncer".  Sé que parece cruel pero pareciera que cada avance de la ciencia para mejorar nuestra calidad de vida viene acompañado de un lado oscuro. Y ahora resulta que le tocó el turno a los teléfonos inteligentes. Nada más y nada menos que el cirujano plástico de la espectacular Cindy Crawford acaba de lanzar la voz de alerta. Según el Dr. Jean Louis Sebagh, cada día recibe más y más pacientes en las que nota signos de envejecimiento prematuro en la cara ¡como resultado del uso de los llamados smartphones!

Advertisement

¿Qué les dije? Y dígame que yo acabo de cambiar mi Blackberry por un ultra funcional IPhone y ¡no me despego de él ni cuando estoy durmiendo! Pues resulta que si se nos va el día hablando por teléfono, chateando, viendo la hora, leyendo y contestando correos electrónicos, tomando fotos, revisando Facebook, tuiteando, escuchando música, chequeando el estado del tiempo y la cuenta del banco, haciendo compras online y cuanta aplicación esté disponible en el mercado, con nuestros smartphones, pues corremos el riesgo de convertirnos en una uva pasa antes de tiempo.

Según el doctor Sebagh, el uso de los teléfonos inteligentes hace que frunzamos el ceño, achinemos los ojos y hasta arruguemos la frente y hasta la nariz y yo no puedo sino exclamar ¡válgame Dios! El asunto es tan serio, que para contrarrestar el exceso de gesticulaciones provocado por el constante uso de estos aparatos, ya hay quien habla de "Blackberry Botox": una serie de inyecciones que paralizan los músculos de la cara y evitan que hagamos más morisquetas de la cuenta.

¿Qué les parece? ¿No será esto un truco para provocar el uso del botox? No tengo nada contra la toxina botulínica, que bien aplicada doy fe de que hace milagros, pero  me suena raro que un doctor venga a hablarnos de envejecimiento prematuro como consecuencia del uso de celulares y como quien cobra y se da el vuelto, venga y nos diga que ya tiene la solución y por su show, entre $500 y $1500 dependiendo de dónde vivas y de cuánta demanda tenga el cirujano.

En todo caso no pienso dejar de usar mi Smartphone y tú ¿qué sacrificio harías para no envejecer?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

Topics: belleza  arrugas  cutis