¡Espejito, espejito! ¡No le mientas que no es bonita!

Si bien es cierto que sentirse guapa no es ningún crimen, al parecer decir públicamente que eres guapa, sí lo es, pues el artículo de una periodista llamada Samantha Brick que salió recientemente en el Daily Mail, ha generado una serie de comentarios, en su mayoría negativos, respecto a lo que parece ser una apología sobre su "belleza".  Y es que la periodista, no deja de repetir que no es raro, que reciba regalos y halagos por parte de los hombres, sólo por ser bonita. Pero que a la vez, esa misma razón, es la que ha hecho que un gran número de mujeres la odien. De ahí que haya titulado a su artículo: "Hay un lado negativo de lucir así de bonita: Porque las mujeres me odian por ser bonita"

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Advertisement

Y es que el "problema" de atreverse a decir todo lo anterior, no es precisamente que muestre demasiada confianza en sí misma, sino que Brick cuenta la historia en un tono que pudiera parecer bastante engreído para los demás, ya que cuando miras sus fotos, te das cuenta de que no se trata precisamente de una modelo o una mujer espectacular, sino más bien, de alguien con una apariencia bastante normal. Entonces cuando la escuchas decir: "Parece que el único crimen que he cometido (cuando explica por qué algunas mujeres la odian) es no haber salido de mi casa con una bolsa de plástico puesta en la cabeza", lo primero que te preguntas es ¿¡cómo puede esta mujer decir todo esto sobre sí misma!?

¡Sí! Es cierto que tener una gran autoestima no tiene nada de malo, la cuestión es que la belleza es también muy subjetiva y me parece que no es políticamente correcto andar diciendo enfrente de los demás, lo guapa que eres. Si te sientes así ¡qué bueno! porque no hay nada mejor que tener una autoestima elevada, pero creo que este tipo de cosas hay que guardárselas para uno mismo, si no quieres parecer arrogante frente a los demás.  

En verdad, no dudo que a esta mujer le haya ocurrido, todo lo que cuenta en su artículo: que un desconocido le haya regalado flores, que en un avión el capitán le haya regalado una botella de champán, que los desconocidos le paguen sus cuentas en los restaurantes y que hasta nunca le hayan pedido ser dama de honor, por la envidia que le tienen sus amigas… ¡Si, puede que todo eso sea verdad! pero me parece un poco arriesgado decírselo a todo el mundo, ya que puedes toparte con personas que no coincidan contigo y que hasta terminen haciéndote comentarios ofensivos o destructivos. Y eso, es justo lo que le está pasando ahora a Samantha Brick, pues desde que escribió su artículo ya le han llovido más de 3 mil comentarios y no todos se expresan muy bien de ella.

Imagen vía Samantha Brick